¡Se nos van terminando los discos!

Todavía quedan, pero pocos.